Cuando hace mucho frio, pero puedes salir de la ciudad para disfrutar de la naturaleza, y del sol en tu cara… Hay cosas que sin duda, no tienen precio… Son momentos que no se cambian nada, y son sencillos, pero inolvidables.

Disfrutamos de un día precioso y mi último fin de semana en Munich. Espero que les gusten las fotos y nuestros outfits, hehe.

 

¡Tengan un lindo jueves!xx