Se llama Mollis, y es una silla. Viene de la marca sueca RVW, de los jovenes Johannes Herbertsson y Jonas Nordgren.

Es un asiento de madera delgada. Mollis está hecha de chapa de madera moldeada y disponible en acabado lacado o transparente, mientras que la almohadilla del asiento puede ser tapizado en tela o cuero.

Me encanta la decoración de interiores, y sobre todo, los muebles suecos, y no me refiero precisamente a los de Ikea, hehe.

Mañana les tengo un post preparado muy especial para mi, les voy a presentar una galería que me ha enamorado.

¡Espero que hayan tenido muy lindo fin de semana! Besitos