Lost & Found, o simplemente un lugar donde podríamos estar horas rebuscando entre cada uno de esos burros y no parar de observar detalladamente las prendas que colgaban de ellos… Había mucho que mirar.

Sin embargo, dimos un paseo por cada uno de esos pasillos que se formaron con ‘mercadillos‘, donde cada persona, e incluso algún personaje que otro, ofrecía su mercancía.

La palabra mercancía sonará muy antigua, pero, la verdad, los mercadillos me parecen muy ‘retro‘. De hecho, la mayoría de la gente que asiste a ellos lo es.

A pesar del lío de gente, de las idas y venidas y de la humedad que tanto caracteriza a Barcelona, lo pasamos bien e, incluso, nos dimos un caprichito. Un collar †.

Feliz día, o mejor, feliz noche. xx

 

Anna (en la foto) MissnobodyAQUÍ 

Lost & FoundAQUÍ