A solo tres días de las navidades, y después de haber pasado el supuesto ‘fin del mundo‘, las calles están llenas de gente. Comprando, o simplemente dando un paseo.

Ayer aproveché para dar una vuelta por el centro. Hacía un día muy otoñal; hojas y apenas frio.

Esta mañana cuando me vestía, pensaba en los colores que asocio con el otoño; verdes, marrones, e incluso los amarillos. Y los olores…  Ese perfume que me pondría en un día así. Me encanta ponerle color a las estaciones.

He caído en una de las tendencias que pisa fuerte esta temporada, el camuflaje. Aunque no creo que dure mucho, no he podido resistirme.

 

 Abrigo – Pull & Bear / Pulover – Zara / Pantalón – Suite Blanco / Botines – Zara