Cómoda, así tiene que ser mi ropa. Y mas en esta época del año. Época en la que todo te aprieta.

Capa sobre capa, y sin perder ese cierto simil con una cebolla…

Así estoy yo estos días, rebuscando en los armarios posibles prendas que ponerme, que sean bonitas y cómodas. Pero sobre todo, que abriguen.

En uno de esos días que rebuscaba, encontré este jersey tan ‘vintage‘, y es que era nada mas y nada menos que de mi abuela.

En un llamativo color mostaza, y con detalles de perlas en el frente. ¡Precioso!

Un look con el abrigo del anterior post, unos jeans estrechos y mocasines ‘caminadores‘. Un tipo de zapato con el que puedes pasarte horas dando paseos…

Espero que les guste. ¡Un abrazo enorme!