Uno de los sitios que mas me gustaron cuando estaba de vacaciones, fue Vejer, un pequeño municipio ubicado en una montaña a unos kilómetros de la costa.

Un pueblo completamente blanco y con muchísimo encanto. ¡Y que decir de las vistas que tiene!

 

En verano, nunca se que ropa elegir para llevarme para las vacaciones, porque lo único que apetece, son prendas de una sola pieza, que sean cómodas, frescas y todoterreno. Ese día caluroso, me pareció perfecto ponerme y estrenar mi mono de Nice Things.

Lo acompañé del bolso que compré los anteriores días en Zahara ( aquí post ), y poco mas. Espero que les gusten las fotos de Vejer :).

¡Feliz fin de semana! Mil besos