Siempre me ha causado mucha curiosidad los pequeños talleres donde un trozo de nada, se convierte en una pieza muy especial.

Me he preguntado muchas veces que se necesita para que se te ocurra crear aquella pieza única, como tiene que ser, y que tiene que tener para que sea tan especial como los bolsos creados por Olga en su marca Lubochka afincada en Barcelona.

Probablemente el secreto sea pasión, dedicación y muchísimo talento.

El taller de Olga es tremendamente encantador, con detalles de su Rusia natal como las muñecas matrioska. Pieles de colores que dan vida a sus bolsos, y muestras de sus primeros diseños guardados en una caja.

Os invito a que veáis este espacio conmigo, y que disfrutéis de los bolsos de Lubochka tanto como lo hago yo.

¡Mil besos!