Si habéis pasado por mi instagram ( @virnotstranger ), sabréis que este fin de semana hemos aprovechado para escaparnos al sur de Francia, ya que mi familia nos había regalado (¡gracias!) un fin de semana en Belvianes et Cavirac. Un pueblecito de apenas 12 km ubicado en la región de Languedoc-Roussillon.

Allí nos hospedábamos en una casita de la montaña, para después aprovechar esos casi tres días que pasamos, paseando con el coche y haciendo paradas en diferentes pueblos y sitios que queriamos visitar.

Estuvimos en sitios como; el mercado de los sábado de Quillán donde encontré verdaderas gangas, Limoux, de donde viene el primer vino espumoso, la ciudad amurallada de Carcassonne, la abadía de Saint-Hilaire, los misterios de Rennes-Le-Chateau, Bugarach, donde se encuentra la montaña ‘elegida’ en la que se refugiaron los fieles seguidores de las profecias mayas, que decían que el 21 de diciembre del año pasado el mundo llegaría a su fin…

El sur de Francia es siempre una apuesta segura. Aunque esta vez tuvimos suerte, ya que hacia frio, pero no había ni una nube en el cielo, y pudimos aprovechar para rodearnos de naturaleza.

Espero que os gusten las fotos.

¡Feliz semana! 🙂