#MiMomento sucede cuando llega el fin de semana.
Me gusta convertir lo cotidiano en algo ceremonial. Celebrar lo sencillo como si fuera enorme.

Los domingos suelen ser los días perfectos para convertir eso cotidiano en algo enorme. Lo único que me apetecía era despertarme un poco más tarde de lo normal y sentarme a disfrutar de aquellas cosas que me hacen un poquito más feliz. En este caso, un buen desayuno.
No me he resistido a daros un poquito de envidia y mostrároslo: unas tortitas y bien fresquito, el batido Kaiku Choco Latte, que es completamente adictivo y que además me hizo pensar en por qué asociamos los batidos con el hecho de ser niños, ¡si el chocolate es un placer para adultos!

Dicho esto, quería aprovechar para deciros que al igual que podéis convertir un momento cotidiano en un autentico festín, también podéis (e incluso os invito) a soñar un poquito más alto con la App/Concurso de Kaiku donde puedes elegir TU momento. Lo que siempre pensaste que deberías hacer una vez en la vida
Piensa. El momento más loco, más romántico. El más idílico… El que tú quieras, porque lo puedes hacer realidad.
Os invito a que participéis y soñéis AQUÍ.
Además os dejo el video de la campaña para que lo veáis.

¡Ah! Además, pronto os enseñaré una receta MUY fácil para preparar con el batido de Kaiku. ¡Quedó increíble y os va a encantar!

 

¡Nos vemos pronto!
Un abrazo fuerte,
Virginia
Kaiku Choco Latte

Kaiku Choco Latte
Kaiku sin lactosa