AquĆ­ estoy, de nuevo en mi ciudad adoptiva Barcelona. La ciudad que cada vez que regreso, me espera con sus brazos abiertos. Nunca fui muy amante del mar, de echo, he aprendido a nadar hace muy poco. Pero desde que vivo en Barcelona, cada verano, tengo la oportunidad de descubrir rincones, y calas en unas...