Vestirme a las apuradas, y salir corriendo para el desfile de TCN… Pasado todo el apuro, y habiendo terminado un desfile para nada sorprendente… Relajarnos y acabar en una terraza de lujo, ubicada en pleno Passeig de Gracia, en la ciudad Condal, el Hotel Mandarin, tomando unos gintonic de romero, comiendo sushi y riéndome con amigas…  Solo tengo...