Probablemente ayer cuando caminaba por Barcelona, la gente debía pensar: pero, ¿este vestido no es de fiesta? Sí, probablemente lo es. El caso es que me gusta adaptar prendas casuales a formales, y viceversa. Con este look quise hacer eso y volverlo mas casual. ¿Qué os parece? De vuelta a casa, hemos hecho una paradita...