Desde pequeña me sentí femenina. Nunca tuve ningún complejo, aún sabiendo que no me gustaban las minifaldas, las camisas de tirantes y los peinados trabajosos, excepto los ‘coquitos’. Ese peinado que consiste en dos moñitos en cada lado de la cabeza, y que todas hemos llevado alguna vez, ¿no? Además de ese peinado, me gustaba el...