Barcelona es una ciudad que siempre me gustó. Incluso antes de vivir en ella, ya me había enamorado. Llevo seis años viviendo aquí, pero eso cambiará. Me mudo a Madrid. Ha sido una decisión bastante meditada, y ha pasado mucho tiempo desde que ese pensamiento apareció en mi cabeza. Lamentablemente o por suerte, el trabajo...