Es divertido cuando un fotógrafo en Munich nos para, porque quiere hacernos unas fotos con nuestras bicis. El otro día recibí algunas fotos que nos sacó, ¡y me encantan! ¡Buen miércoles!